El comentarista del programa El Gobierno de la Tarde Andrés L. Mateo aseguró este lunes que el informe rendido por la comisión creada por el presidente Danilo Medina para investigar la licitación y adjudicación de la construcción de la planta de Punta Catalina “parió un ratón”.

El escritor hizo su critica al evaluar el esquema de trabajo de la comisión para ofrecer el informe después de dos mil 500 horas hombres, 28 secciones de entrevistas, mil 646 preguntas y  mil 646 repuestas.

ateo, en su acostumbrado comentario, puntualizó que no se esperaba menos del informe de la comisión especial del Poder Ejecutivo.

El investigador recordó que desde el principio se advirtió que lo que se procuraba con la creación de esta comisión era encubrir en vez de esclarecer  sobre lo concerniente al tema de la licitación de la planta de Punta Catalina: “Estuvo ciertamente minada en la conformación de los miembros  del equipo  que se supone que debía evaluar las propuestas”.

Al diferir sobre el informe de la comisión, Andrés L. Mateo cuestión que la creación de ese organismo se realizó sin ningún tipo de fundamento jurídico, sin vinculación con estructuras legales y posibilidades congregas de ofrecer un resultado vinculante.

Al sustentar su opinión, Mateo indicó que esa comisión fue creada además por quien debió ser investigado por las autoridades: “Danilo Medina debió ser investigado como se ha hecho en otros países, al poner como ejemplo lo que ocurrió en Perú, Colombia y Brasil.

El comentarista destacó que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santo, tuvo que ofrecer una disculpa pública: “En Panamá, incluso una diputada acusó al presidente de tener cierto nivel de complicidad con las acciones de Odebrecht en esa nación, así como ha ocurrido en Brasil que acabó con todo el efecto del Lava Jato tumbando un gobierno”.

Cuestionó que quien debió ser investigado también en este proceso creó una comisión para que investigue las bondades de Punta Catalina, la cual estaba integrada por honorables con comillas y sin comillas, así como por empleados del propio gobierno que iba a ser investigado.