A propósito de las declaraciones de un sector del empresariado que señala que algunos empresarios financiaron la Marcha Verde, el comentarista de El Gobierno de la Tarde, Ricardo Nieves, expresó que no importa lo que hayan dicho porque el movimiento trasciende todo eso.

En opinión de Nieves, si un sector del empresariado estaba apoyando la Marcha Verde económicamente, pone contra la pared al gobierno y a las bocinas que  se han servido del alimento.

Razonó que si el éxito del movimiento dependiera del financiamiento de los empresarios, la de San Pedro se hubiese caído y advirtió que por eso no pueden agarrarse de todo lo que se dice y se les caerá la cara porque la del 16 de julio será exitosa.

“El tiempo es un juez implacable y todo lo pone en su lugar, la Marcha Verde es más que un sentimiento: es una decisión con conciencia colectiva. Esta más allá de las declaraciones, es de un tejido social que ha construido un ideario de querer vivir en un lugar decente”, precisó Nieves y agregó que este movimiento trasciende las bocinas y las declaraciones que dé cualquier empresario en particular.

“Se nos fue alante, se les fue a los dirigentes, se le fue al grupo que la está dirigiendo porque la gente está enfocada, no hay Agripino ni Pepin, Ni Circe Almánzar ni Campos de Moya… este es un movimiento genuinamente social con un enfoque muy claro de hacia donde debe caminar porque esta sociedad no tolera más podredumbre”, manifestó.

Destacó Nieves que “la gente está enfocada en que este país tiene que cambiar” y que esto es un paquete de corazones unidos que no lo va a torcer nadie ya que cientos de colaboran, incluyendo Mipymes.

“…la Marcha Verde se fue por encima del liderazgo tradicional, pasó por delante de nosotros, está más allá de la misma opinión pública, no hay bocina que la detenga y si esos empresarios colaboraron con algún grupo, y eso es muy bueno, no debieron de utilizar de forma arrogante el término ¨financiamiento´ porque ustedes no la financiaron… solamente del exterior Domingo Páez y yo reunimos una vez 375 mil pesos: la palabra financiar tiene otra envergadura”, aclaró Nieves.

Dijo que “es bueno que Campos de Moya y Circe Almánzar ya no den ni una menta”, porque ahora la gente va a calibrar la fortaleza, reciedumbre, determinación y vocación que tiene este país, porque el 16 de julio le vamos a dar una bofetada  simbólica y moral a quienes están hablando: este movimiento ya no lo pueden destruir ni quienes están adentro”.

Pidió a los organizadores de la Marcha Verde hacer una ruta razonable que sea caminable, porque van personas envejecientes, mujeres embarazadas, niños y discapacitados.

Informe sobre Punta Catalina era lo que se esperaba

Previo a emitir su opinión sobre la Marcha Verde, Nieves saludó a todos los activistas sociales dominicanos residentes en Puerto Rico, así como a todo el personal del consulado de República Dominicana en la vecina isla, donde la Z 101 estuvo realizando durante el fin de semana una transmisión especial.

Sobre el informe que salió de Punta Catalina dijo que era lo que se esperaba porque para él, desde el inicio, era una comisión que no tenía ningún sentido ni objeto ya que no tiene ninguna vinculación constitucional por lo que sus declaraciones y opiniones no tienen ningún marco legal o normativo que pueda conducir a nada.

«Se trata de una comisión designada por el propio presidente de la República para que lo investigara a él mismo, entonces… no había que esperar otra cosa. Lo sorprendente es el resbalón y la reculada que ha dado Servio Tulio Castaño Guzmán», precisó Nieves.

Reiteró que el país no podía esperar otra cosa de la comisión y de Agripino, quien era miembro de una de las empresas asociadas a Odebrecht… “de todas formas, respeto a esas personas y lo que escribieron, aunque no lo compartiré nunca”.

Recuerda que un informe enviado a la Procuraduría es el que señala que hubo sobornos desde el 2012 hasta el 2014 «y si se dieron sobornos en esos plazos tienen que aparecer los gobernantes y los sobornados».