Las autoridades mexicanas elevaron este martes a 119 las víctimas mortales del terremoto de 7,1 que sacudió con violencia el centro del país, mientras que los servicios de emergencia realizan labores de rescate en muchos puntos de las zonas afectadas.

Las muertes se registran en el estado de Morelos, epicentro del sismo, en México, Puebla y la capital del país, cuyo jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, elevó a 30 las víctimas fatales y a 44 los derumbes de edificios.