El exalcalde de la ciudad de San Cristóbal, el expelotero Raúl Mondesí, fue condenado este miércoles por el Tribunal Colegiado de esa provincia a ocho años de prisión, acusado de prevaricación y corrupción durante su gestión municipal, desde agosto de 2010 a agosto de 2016.

Los jueces también le impusieron una multa de 60 millones de pesos, tras acoger las acusaciones de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), de la Procuraduría General de la República.

Mondesí deberá cumplir la pena en la cárcel modelo de Najayo-Hombres de San Cristóbal, según dictaminó la magistrada  Biurkis Milanés, presidenta del referido tribunal.

El Tribunal Colegiado de San Cristóbal también dictó penas de siete años y multa de 20 millones de pesos contra los también imputados Bienvenido Araujo Japa, ex secretario general del Ayuntamiento, y Jesús Antonio Ferreira, extesorero del cabildo.

Además fue sentenciado a tres años de prisión Pedro Cordero Valverde, excontralor municipal, y descargado de la acusación el exdirector técnico del Ayuntamniento Edward Vianelo Guerrero Pontier.

El proceso judicial contra Mondesí y los exfuncionarios del Ayuntamiento de San Cristóbal se ventilaba desde hacía casi dos años, después que el Tribunal de la Atención Permanente de esa jurisdición acogió la acusación de la Pepca.